19 maneras de morir según el subgénero de novela negra

Los seres humanos tenemos la extraña manía de etiquetarlo todo. Entiendo que clasificar las cosas es necesario (sería raro que con noventa años, después de 50 en una relación estable con una persona, aún tuvieses puesto en Facebook «es complicado»), pero a veces nos pasamos de frenada. Si en cuanto a escribir pasa lo mismo, que tenemos más géneros y subgéneros que kilómetros recorrió Marco buscando a su mamá, en relación a la novela negra ya ni te cuento. En cuanto a la novela negra creo que es más fácil diferenciarlos si, en vez de tanta explicación, lo recordamos pensando en las 19 maneras de morir según el subgénero de novela negra en que te encuentres.

Esto se me ocurrió el otro día, cuando vi este tweet de Isaac Belmar:

Y aunque a él le desconcertaron los iconos en los libros yo pensé: ¿No sería genial que escoger un libro fuese tan sencillo en vez de perdernos entre tanto subgénero? Porque una de mis autoras de novela negra favoritas era Ana Bolox hasta que descubrí que no escribía novela negra, si no cozy. Pero, Ana: ¿no hay un crimen en tus novelas? ¿No se resuelve tras una investigación? ¿No es novela negra, entonces? Pues parece que no.

Me encanta la definición de la Wikipedia porque se deja de florituras y nos dice esto: Novela negra (o novela criminal) es la novela del mundo profesional del crimen. Y punto.

Aunque no te creas que esta fuente de sabiduría se libra del pecado de la clasificación, porque también dice que la novela negra es un tipo de novela policíaca. Así que he ido a ver qué es para la Wikipedia novela policiaca, y por lo que he entendido, en este género donde se investiga un crimen, el rasgo principal es que el protagonista suele ser un investigador privado o detective, o un policía, periodista, abogado, criminalista o aficionado que investigan un hecho o una serie de acontecimientos que se han producido entrevistándose con los personajes implicados o examinando las pruebas e indicios que han quedado del crimen. Inversamente, también puede tratarse de un delincuente que trata de librarse de las consecuencias de sus actos.

Como diría de forma sencilla y clara Claude Bernard: Bastaría con que el investigador fuera un detective y el misterio adquiriera la forma de complot, para que naciera la novela policíaca.

Además, también en esta web nos aclaran que la novela policiaca, en su modalidad de novela negra, posee una habilidad especial para retratar problemas morales, sociales y colectivos, en la mayor parte de las ocasiones con un elevado nivel de conciencia crítica. ¿Será eso lo que la convierte en un subgénero diferente y único?

Pues vamos a verlo, porque como guías sobre novela negra y subgéneros hay tantas y tan extensas, y como me ha quedado la cabeza como un bombo intentando hacerme un esquema claro, me he dejado llevar por los artículos de colegas del sector blogueril que me han parecido más reveladores. Y gracias a ellos voy a contarte, si tú fueras la víctima, 19 maneras de morir según el subgénero de novela negra en que te encuentres:

1.- Novela policiaca

Más te vale que tu asesino haya dejado huellas, porque aquí apenas hay lugar para la intuición.

2.- Novela negra clásica

Un macho de los de pelo en pecho, de mirada sexy y que fuma más que la chimenea de alguna fábrica intentará resolver tu asesinato mientras escapa de las garras de una femme fatal.

3.- Novela negra moderna

Lo mismo que la clásica, pero con Internet.

4.- Thriller

Aquí no se sabe quién es la víctima, hay tantos giros inesperados que al autor le ha dado una embolia a la hora de hacer una sinopsis.

5.- Thriller psicológico

Es una vertiente de lo anterior, solo que aquí los problemas mentales ya estaban presentes cuando empezó la historia.

6.- Truce crime

La única de la que no serás protagonista (espero) porque aquí los periódicos que cuentan los sucesos son los de la vida real.

7.- Novela enigma

No hay botón del pánico, pero antes de que todos salgan de esa sala cerrada tu asesino pagará por lo que hizo.

8.- Cozy

Eres antipático, has muerto sin mucho dolor y el detective (que seguramente será una mujer) es tan brillante que te hará justicia pronto. Lo bueno aquí es que todo es tan cuqui que desearás quedarte en tu propio cadáver para continuar en esa historia.

9.- Crimen blanco

Serás la víctima más suertuda: pobre, después de sufrir un robo a manos de una especie de Robin Hood, pero, al menos, viva.

10.- Hard Boiled

A nadie le importa quién eres, lo que mola aquí es asistir a las diatribas verbales de los detectives y ser capaces de cerrar los ojos a tiempo cuando se cuente la manera tan desagradable en la que te han asesinado.

11.- Novelas de gángsteres

Tu muerte es una excusa, aquí lo que importa es la familia.

12.- Blaxpoitation

Has muerto en un barrio chungo entre drogas y prostitutas, y un protagonista negro te hará justicia.

13.- Country noir

Te matan en un ambiente rural medio desolado que probablemente no tenga ni Internet.

14.- Domestic noir

Los trapos sucios se lavan en casa.

15.- Gastronomic noir

Morirás atragantado, pero te irás al otro mundo sin hambre.

Y según el país:

16.- Neo polar

Es como el Hard Boiled, pero transcurre en los suburbios de Francia en décadas en los que llevar pantalones de campana aún molaba.

17.- Británica

Estarás muerto, pero sin mucha sangre, a los ingleses no les gusta mancharse el esmoquin.

18.- Nórdica

Te alegrarás de estar muerto, porque aquí hace mucho frío.

19.- Japonesa

Aquí lo frío son los personajes y es más probable que el investigador tenga un portátil que una libreta.

Me lo he pasado pipa clarificando géneros noir con tanta sorna y, sí, también cariño, porque mis novelas preferidas se encuadran todas en algún lugar de por aquí. Pero esto no habría sido posible sin los artículos que me han servido de base para indagar un poco más en el océano de géneros criminales. Así que muchas gracias a:

Actualidad Literatura, por:
     – Novela negra, una amplia escala de grises.

Izaskun Albéniz por:
     – Guía breve del género negro.
     – 10 pasos para encontrar la novela criminal perfecta para ti.
     – Lo que es, es; y lo que no es, no es. Parménides de Elea y los mitos de la novela negra.

Ana Bolox por:
     – No escribo novela negra.
     – Cozy, una novela policíaca elegante y agradable.

Total Noir, por:
     – ¿Existe la novela negra rural en España? Ensayo de Ángeles Salgado.

11 comentarios en “19 maneras de morir según el subgénero de novela negra”

  1. Hola, Cris.
    Lo que me he reído con las formas de morir. Muy buen artículo y que deja un poco claro de qué van todos estos subgéneros. Aunque en realidad al final sean solo etiquetas que no sirven para mucho si la historia no funciona.
    Un abrazo.

  2. ¡Dios mío! Ni idea de tanto subgénero, me has dejado descolocada totalmente. Desconcertante del todo para mí. Eso sí, enorme y formidable trabajo por tu parte para documentarte e informarnos. ¡Enhorabuena!

    Y gracias por tu trabajo de recopilación.

    Un abrazo.

  3. Lo que me he reído con tu clasificación. Buenísima! Ahora, que me he perdido con tanto género. Y lo que cuesta a veces clasificar una novela. Pero me he reído… Qué bueno, qué bueno. Me guardo tu entrada para leerla otra vez.
    Besotes!!!

  4. ¡Hola Cris! No conocía tu blog me quedo por aquí. Me ha encantado leer esta reseña tuya, me ha hecho reír y es que es cierto que nos perdemos en el mundo de las clasificaciones de géneros en los que nunca tengo claro sus diferencias. Lo que sí tengo claro es que me gusta todo lo negro y sus grises excepto la novela Cozy. Se me han puesto los ojos como platos cuando he leído este término que nunca había escuchado, jeje, y que viene siendo una novela negra muy light. Y a mi me gusta la sangre, los argumentos fuertes, cuanto más negros mejor, nada de argumentos cuquis.
    Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *