Asesinos en serio, de Blas Ruiz Grau

Asesino, ilustración para la entrada Asesinos en serio

¿Sabrías decirme qué es exactamente un asesino en serie? Recibimos tanta información, hemos visto tantas series y películas policíacas, que creemos saber a ciencia cierta qué significan algunos conceptos y situaciones que nos muestran. Basta leer unas cuantas líneas de Asesinos en serio (disponible en Amazon) de Blas Ruiz Grau para darnos cuenta de que no sabemos nada.

Fue Robert Ressler, un miembro del FBI, concretamente de la unidad de Ciencias del Comportamiento (y en quien está basado uno de los personajes de la grandísima serie Mindhunter) el que estableció la definición de asesino en serie:

(…) quien asesina a tres o más personas en un lapso de 30 días o más, con un periodo de enfriamiento entre cada asesinato, y cuya motivación se basa en la gratificación psicológica que le proporciona dicho crimen.

Asesinos en serio – Blas Ruiz Grau

Es de este tipos de sujetos de los que nos habla el autor en su libro. Unos son más conocidos que otros, pero todos parecen haber luchado por conseguir el título al peor asesino de la historia.

Los hechos que se relatan en el libro son espeluznantes, increíbles. Me faltan palabras para definirlos. Y, aún así, hay sucesos que me han llamado más la atención que otros. No puedo decir que el motivo haya sido la crueldad, porque todos son muy crueles. Creo, simplemente, que como personas que somos, nos llaman más la atención unas cosas que otras. Es así de irracional y misterioso al mismo tiempo.

Portada Asesinos en serio de Blas Ruiz Grau

Por eso me gustaría hablarte de dos personas: una historia que cuenta el autor en Asesinos en serio, y la historia de otro asesino, que aunque no es en serie, Blas Ruiz Grau nombró en el libro por algo que ya te explicaré, y que hizo que bucease por la red y encontrase un documental interesante a la par que escalofriante. Pero vayamos por partes.

La condesa sangrienta

Erzesébet Bathory fue una noble nacida en Transilvania, Hungría, a la que apodaron como la condesa sangrienta porque se estima que llevó a cabo más de 600 asesinatos.

A Erzesébet le obsesionaba el paso del tiempo y buscaba la fórmula mágica para mantenerse joven. Ella creía que bañarse en sangre de mujer joven hacía que su piel estuviese más tersa, y así fue como empezó, aunque sus instintos asesinos le venían de antes.

Por lo que he visto en el libro Asesinos en serio, todos ellos buscaban una justificación; y en la mayoría de los casos no eran muy coherentes. La condesa decía que solo mataba a esas muchachas para seguir siendo joven gracias a su sangre, pero, entonces, ¿por qué las torturaba? Creo que todos sabemos la respuesta.

Erzesébet, aconsejada por personas de confianza, siempre mataba campesinas. En aquella época no se investigaban las desapariciones de gente de baja alcurnia y que no importaba a nadie. Supongo que por eso este capítulo en concreto se me ha quedado grabado. Porque solo cuando estas personas de confianza murieron y Erzesébet se vio libre de ataduras, también empezó a matar a jóvenes nobles. Y fue esto lo que hizo que la apresaran, y los crímenes de las nobles son los únicos por los que la condenaron.

¿Cuál fue su castigo? Emparedarla en su habitación. Tapiaron las ventanas y la puerta, dejando solo una rendija en una de las ventanas para que entrase algo de luz, y un pequeño hueco en la puerta por donde le suministraban la comida.

Dos años después, murió.

Aunque esto me haya llamado la atención, si me paro a pensar lo cierto es que todavía hay vidas que valen más que otras. Es tan injusto como cierto. Las cosas no están tan crudas como en 1560, pero aún nos queda camino por recorrer.

Devoción por los asesinos guapos

Otra de las cosas que llama mi atención es que la mayor parte de estos asesinos en serie tienen club de fans. En algunos casos, de chicos y chicas que les envían cartas o que incluso quieren casarse con ellos.

En Asesinos en serio, Blas Ruiz Grau recordaba el caso del asesino de la baraja, ese chico que con 16 años mató a sus padres y a su hermana con una catana porque dijo que quería saber cómo sería no tener familia y sentirse libre.

Cuando lo arrestaron, en la puerta de la policía había un grupo de chicas que lo esperaban para ver si aún estaba tan guapo como en las fotos.

Este comentario me llevó a buscar por Internet y rememorar el caso, y cuál fue mi sorpresa cuando me encontré con este documental: Yo fui un asesino.

Si a ti también te llaman la atención los sucesos noir y tienes algo de estómago, te invito a que lo veas. Cuentan toda la historia con imágenes reales de la época, y con el testimonio del propio asesino.

Él fue el impulsor de este documental, dijo que quería demostrar que la reinserción de un psicópata en la sociedad es posible y para ello nos cuenta todo el proceso: desde que pensó en cometer el asesinato, hasta el día de hoy, en el que lleva una vida normal y está casado y tiene una hija.

Este documental me ha dado mucho en que pensar, precisamente porque no sé que pensar. Blas Ruiz Grau se pregunta muchas veces, a lo largo de su libro Asesinos en serio, si un psicópata nace o se hace, y ha llegado a la conclusión de que ambas cosas se entrelazan para que un asesino exista:

Así que olvidemos algo que parece que nos persigue siempre. No todos los psicópatas son asesinos ni todos los asesinos son psicópatas.

Asesinos en serio – Blas Ruiz Grau

Leí este libro porque me apetecía y porque me estoy documentando sobre comportamientos psicóticos y procedimientos policiales para mi tercera novela. Pero este libro me caló más hondo de lo que esperaba.

¿Cómo es posible tanta maldad? Y ¿cómo es posible enfrentarnos a ella y seguir adelante? Ahora entiendo por qué se dice que un escritor de novela negra no escribe una novela para plantear preguntas, sino para encontrar sus propias respuestas.

¿Conocías la historia de la condesa sangrienta? ¿Hay algún otro asesino en serie que te haya llamado la atención? Me encantaría que me lo contases en los comentarios.


Lo último en el blog

2 comentarios en “Asesinos en serio, de Blas Ruiz Grau”

  1. EL caso de la condesa sangrienta sí que lo conocía. Así que recuerde ahora mismo, Charles Manson. Será porque se han hecho películas y series sobre él. El libro me lo apunto, que me ha llamado mucho la atención y aprovecho para estrenarme con el autor. Y no sé si has visto una serie, que creo que te podría gustar, Mindhunter. Está en Netflix. La serie se ambienta a finales de los años 70 y gira en torno a como dos agentes del FBI deciden entrevistar a asesinos en serie para conocer mejor su perfil psicológico y ver si esto puede ayudar a mejorar la investigación. ¿Te suena?
    Besotes!!!

    1. Cristina Grela

      Sí que la he visto, y no sabes la pena que me da que no se vaya a renovar, porque eso es lo que parece. En fin, fue bonito mientras duró… Biquiños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *