Cuestión de perspectiva

Todo en esta vida es cuestión de perspectiva. Si tienes un problema con alguien y un tercero escucha tu versión y la de la otra persona, nunca oirá la misma historia. Esto mismo ocurre cuando llevas un libro al cine. Probablemente la historia a pesar de ser, en teoría, la misma, no será igual. Y su desarrollo y final no significará lo mismo en la pantalla que en el libro. Y para muestra, un botón:

Este sábado he visto la película «El halcón maltés», esa que se llevó a la gran pantalla en 1941 con un grandísimo Humphrey Bogart en el papel protagonista que se come la cámara cada vez que la mira.

Decidí ver esta cinta con una cosa muy clara: el cine ha evolucionado. Hay que tener en cuenta que la forma de actuar y de llevar a término algunas escenas no tiene nada que ver con lo que se hace ahora. Aún así, creo que la película no le hace justicia al libro.

En la historia de Hammet el desarrollo de los personajes es brutal y puede verse con claridad. Se entiende mejor el final porque has visto cómo se han construido esas relaciones. La película no muestra nada de eso. El final parece falso porque no has podido ver ese desarrollo, no sé si es porque la película se quedó corta en duración o porque no supieron condensar la esencia de la historia.

La historia central de la desaparición del halcón maltés es lo suficientemente entretenida como para que haya valido la pena ver la película. Eso y Bogart, un galán de cine de los que ya no quedan. En este caso la perspectiva ha sido acertada en este caso.

¿Qué películas has visto basadas en libros? ¿Han cumplido con tus expectativas? ¿Has visto alguna película en blanco y negro? Si hay alguna película muy noir que quieras recomendarme, déjame un comentario, soy toda ojos.


Lo último en el blog

10 comentarios en “Cuestión de perspectiva”

  1. Por norma general, las películas pierden con respecto al libro. Hay honrosas excepciones, a mi modesto entender como "El nombre de la rosa", que me gustó en sus dos versiones (supongo que tú te quedarás con la peli porque no hace falta que anden describiendo lo que ya ves. Jajajaja).
    El peor chasco me lo llevé con "La insoportable levedad del ser". Es mi libro preferido de todos los tiempos y la peli sólo hace honor al libro en lo de insoportable. Jajajaja. Besotes!!!

  2. El libro lo leí después de ver la peli y pese a que Sam Spade es totalmente distinto, imposible quitarme la imagen de Bogart de la cabeza. Películas que disfruté igual que el libro… Amistades peligrosas y Cyrano de Bergerac (con Depardieu). Y ni se te ocurra ver Asesinato en el Orient Express…
    Besotes!!!

  3. Hola, Cris:

    Tienes que ver 'La soga', de Hitchcock. ¡Ese hombre sí que sabía crear tensión! Te dejo la sinopsis para que no puedas resistirte: A casa de dos estudiantes van llegando los invitados a una especie de fiesta de fin de curso. El invitado que más temen es su tutor y profesor, un astuto criminólogo que sostiene que el crimen perfecto no existe, aunque ellos se han propuesto demostrar lo contrario. En efecto, con su llegada crece cada vez más la tensión y el nerviosismo de los jóvenes. Y no es para menos, porque tienen un cadáver encerrado en el arcón que sirve de mesa para la cena.
    Y 'Doce hombres sin piedad' me parece muy buena para trazar personajes y diálogos: Los doce miembros de un jurado deben juzgar a un adolescente acusado de haber matado a su padre. Todos menos uno están convencidos de la culpabilidad del acusado. El que disiente intenta con sus razonamientos introducir en el debate una duda razonable que haga recapacitar a sus compañeros para que cambien el sentido de su voto.
    Ahora mismo se me ocurren esas. Si las ves, espero tu opinión.
    Besos.

  4. Supongo que pierden porque es muy difícil contentarnos más de lo que lo hace nuestra propia imaginación. Cuando tienes una idea de algo y te la quitan, por muy buena que sea la otra idea, para uno ya no será lo mismo. Y sí, en cuanto a "El nombre de la rosa" me quedo con la peli, básicamente porque el libro no fui capaz de leerlo. Biquiños!

  5. Si no te has leído el libro, quizás la disfrute más. Pero me ha parecido demasiado fría y pretenciosa. De lo que sí he disfrutado es la fotografía. Pero poquito más. Y mira que el reparto prometía.
    Besotes!!!

  6. En general siempre que veo una adaptación sale perdiendo la peli. En este caso no, tal vez porque Bogart es Bogart, o porque soy una apasionada del cine clásico o porque leí el libro mucho después de haber visto la peli varias veces. También me pasa lo mismo con Matar a un ruiseñor, la película me parece mucho mejor aunque el libro también es bueno. Una manía que tengo es no leer nunca un libro que se haya hecho famoso después de que se haya estrenado la película y no antes, mi fijación es que el libro no sería tan bueno cuando nadie lo conocía, una tontería lo sé, pero después de varios chascos he tomado esa decisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *