En el punto de mira, de Arantxa Rufo

En el punto de mira

Tenía muchas ganas de leer a Arantxa Rufo porque venía muy recomendada por lectores y escritores noir de los que me fío. Aunque en un principio pensaba acercarme a ella con Zed está muerto, lo cierto es que en octubre va a sacar la continuación de En el punto de mira, y me recomendaron que la leyese ya y no la dejase escapar, para no perderme la oportunidad de saborear esa segunda parte. ¿Es esta novela tan buena como para que me hayan dado tanto la lata con ella como un niño cuando va en un coche y pregunta si hemos llegado ya? Ahora lo veremos.

La historia

El libro comienza con el asesinato de un poderoso y adinerado hombre de negocios, Arthur R. Thompson. Una bala lo alcanza en la pierna, concretamente en la femoral, haciendo que muera en pocos minutos sin que ninguno de sus guardaespaldas pueda hacer nada. ¿Quién querría matarlo? ¿Quién sería capaz de contratar a ese misterioso francotirador que le ha quitado la vida sin dejar ninguna pista?

Arthur R. Thompson había acumulado más dinero del que él sería capaz de soñar, pero lo único que había logrado era morir desangrado en medio de una plaza, mientras su hijo definía su vida como su trabajo. No creía que le hubiera valido la pena.

En el punto de mira, de Arantxa Rufo

El detective Daniel Ryman empieza a sudar cuando se da cuenta de que ese asesinato ha sido obra de El fantasma, un asesino a sueldo que siempre realiza un crimen perfecto: sin pistas, con una muerte asegurada y sin ni siquiera acercarse. Lo que el detective no sabe es que el asesino más buscado de Londres en los últimos tiempos es, en realidad, una mujer, y que se encuentra más cerca lo que podría imaginar.

Los personajes

Daniel Ryman es inspector en Scotland Yard. Lleva una vida típica de novela negra (separado y adicto al trabajo), pero con una diferencia respecto a las novelas típicas: es humano; por lo que ni está atormentado, ni esquiva a su familia, ni es tan solitario como los personajes que solemos encontrar.

Su única teoría acababa de desangrarse en un campo de golf.

En el punto de mira, de Arantxa Rufo

Kathleen Addams es una asesina a sueldo que no mata por matar: sus encargos deben estar justificados. Por una vez una mujer no envenena y, además, puede ser fría y calculadora, tener éxito y no ser una amargada, algo que le agradezco a la autora.

Él le había enseñado que cierta gente merecía morir, pero también que todo el mundo merecía morir con dignidad.

En el punto de mira, de Arantxa Rufo

Jason Cole es el socio Kathleen, un hacker que la ayuda a que sus crímenes sean perfectos. Otra cosa que se agradece en la historia es que no sea un hacker infalible que haga todo en menos de cinco minutos, lo que acerca esa parte de la historia a la realidad.

Tenía que reponerse. El vacío que sentía dentro no duraría para siempre.

En el punto de mira, de Arantxa Rufo

Las víctimas que están en el punto de mira son tres hombres de negocios, socios de una de las empresas más importantes del país. Al principio de la novela uno de ellos muere. ¿Conseguirá Kathleen acabar el trabajo sin ser descubierta? Eso es lo que tendremos que averiguar.

Leer sin respirar

No me cansaré de decirlo: este es uno de los pocos libros que he leído aguantando la respiración. El final no es predecible, es lógico, pero no puede decirse que lo haya adivinado. Justo por su lógica los finales posibles eran dos, y cualquiera que fuera el elegido me cortaba el aliento. Eso significa que cuando lees esta historia estás dentro del libro; eso es lo que busco, sumergirme en los escenarios sin esfuerzo y no ver lo que tengo alrededor. Sin duda este libro lo ha conseguido.

Lo mejor de la novela

Lo mejor ha sido el gusto exquisito con el que la autora ha elegido cada frase. Adiós frases trilladas, hasta nunca metáforas típicas, bienvenida originalidad. Esa originalidad es la que hace que puedas sentir a la perfección lo mismo que los personajes sienten, que lo entiendas. Cada frase es un fogonazo, y un fogonazo no lo lees, lo ves sin más y lo miras sin poder apartar la vista.

Culpa. Qué gusto tan extraño en la boca que hasta distorsionaba el sabor de la cena.

En el punto de mira, de Arantxa Rufo

¿Por qué me decidí a leer esta historia?

Como te comentaba al principio, pensaba leer Zed está muerto, pero una horda de fans enloquecidos de Arantxa Rufo me obligó a punta de pistola a que empezase por esta novela. Bueno, en realidad todos esos fans son muy riquiños, la pistola eran tweets amables y, sinceramente, les agradezco la recomendación.

Y a fans riquiños, escritora también riquiña, tanto que ha aceptado contarme algunas cosas muy interesantes sobre el por qué de esta historia y la razón de que vaya a publicar una continuación.

Entrevista a Arantxa Rufo

¿Quién es Arantxa Rufo?

Esa es una pregunta difícil. Arantxa Rufo es una mujer que siempre ha vivido entre letras. Ya era una lectora voraz de niña, y no tardé demasiado en empezar a crear mis propias historias. Era un paso lógico, casi inevitable. Aunque la literatura estaba tan asimilada en mi vida, que jamás imaginé que pudiera ser una profesión, de modo que estudié Técnico superior en sonido, para dedicarme a mi otra pasión, la música. Cosas que pasan, acabé trabajando en el mundo de la informática. Sin embargo, como se puede comprobar, la literatura siempre ha seguido a mi lado.

¿Por qué elegiste la autopublicación?

Por impaciente. Suena raro, pero es así. Tardé años en escribir mi primera novela, En el punto de mira. Me costó mucho llegar a un punto en el que me sintiera satisfecha con el resultado, y, cuando esto ocurrió, no quise pasar por la tortura de enviarla a editoriales y esperar meses y meses, o años, por una respuesta que, seguramente, no llegaría. Lo que yo quería era que los lectores la leyeran. Y, para eso, la mejor opción en ese momento fue recurrir a la autopublicación.

¿Cuándo sentiste que el género negrocriminal era lo tuyo?

No lo sé. Ni siquiera lo siento ahora. No fue algo que me planteara como una decisión ni una elección razonada. Simplemente es lo que me sale de forma natural. Ya mis primeras historias infantiles tenían cierto tinte de suspense. Quizá debería hacérmelo mirar, pero, de momento, es una forma magnífica para dejar salir los monstruos que llevo dentro.

¿Cómo surgió la idea para En el punto de mira?

¿Alguna vez has querido matar a alguien? Casi todos lo hemos sentido en algún momento. Alguien que te hace mucho daño, pero mucho, y piensas que lo matarías. Pues tras una situación así, yo llevé esa idea al terreno en el que más cómoda me siento, la literatura. Y empecé a pensar qué clase de personaje tendría que ser para poder hacerlo, y cómo, y cómo escapar, y si a alguien le importaría y si alguien me perseguiría… Suena un poco psicópata, y supongo que lo es, pero al final no maté a nadie y escribí una novela. No salió tan mal.

¿Hay alguna anécdota, personaje o característica que se corresponda con algo real?

Lo que hay son personajes trazados con retazos de gente real. En En el punto de mira hay varios protagonistas que se dedican al mundo de la informática, igual que yo, y es inevitable que utilizara elementos de personas y situaciones reales de mi entorno para dibujarlos.

En general, creo que casi todos los personajes están inspirados de una u otra manera por alguien real, aunque sea en detalles insignificantes.

Si lo que preguntas es si conozco a algún asesino a sueldo o si alguna vez he huido de la policía… No contestaré a eso si no es en presencia de mi abogado jjjjj.

¿Por qué Londres como escenario?

La elección de Londres ocurrió casi por casualidad. La primera vez que visité la capital británica coincidió con la época en la que la historia de En el punto de mira comenzaba a dibujarse en mi cabeza. La asesina, el policía, las víctimas…

Justo entonces visité esa ciudad y me enamoré de ella, un idilio que todavía dura. Al regresar no quería alejarme de sus calles, y pensé que se trataba de un lugar perfecto para localizar una historia de esas características y, de paso, una excusa perfecta para continuar allí, aunque fuera entre letras. Los lectores nunca hemos necesitado mucho más para trasladarnos a un lugar lejano.

¿Cómo surgió la idea para la segunda parte y cuándo estará a la venta?

Nunca pretendí escribir una segunda parte para En el punto de mira. De hecho, mi siguiente novela, Zed está muerto, no guarda ninguna relación con ella.

Lo que ocurrió fue que, para mi sorpresa, la mayoría de lectores que acababan En el punto de mira me exigían una continuación. Querían saber más sobre los personajes y, pese a que, para mí, la historia terminaba, ellos pedían saber qué ocurría después.

Así que tuve que sentarme a pensar en esa continuación. ¿Qué demonios ocurre después? ¿Qué habrías hecho de ser cualquiera de los protagonistas, cómo continúas adelante? Reconozco que no fue fácil, pero sí que disfruté regresando a esos personajes que son tan importantes para mí.

Esta segunda parte, Sangre en las manos, estará a la venta el 8 de octubre.

¿Algo más que te gustaría contarnos?

Solo aprovechar para dar las gracias, que es algo de lo que no me canso. Gracias a todos los lectores que me dieron una oportunidad, y a los que exigieron esta segunda parte de la que hablaba antes y que está a punto de publicarse. Gracias.

Muchas gracias, Arantxa, por pasarte por mi casa y darme información tan jugosa. Sin duda, la mejor anécdota que he leído sobre el por qué una segunda parte de una historia. Y hablando de segunda parte, ya está disponible y puedes leer la reseña aquí.


En el punto de mira es una novela que recomiendo, y te la recomiendo para ahora mismo. Porque la segunda parte está a puntito de salir y, con que tenga solo la mitad de calidad que la primera ya habrá merecido la pena. Además, puedes hacerte con esta historia en Amazon por solo 2,99€ (o gratis si tienes Kindle Unlimited).


Lo último en el blog

1 comentario en “En el punto de mira, de Arantxa Rufo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *