Mr.Robot y cómo construir personajes (incluye listado completo)

Mr.Robot

Nunca sabré explicar cuál es la razón exacta de que una historia me fascine, porque si lo supiera hace tiempo que me habría hecho rica publicando uno de esos libros sobre cómo hacerte rico con tu libro. Pero siempre intento encontrar el motivo, no porque quiera atraparlo, aprenderlo y saber usarlo (que también) si no porque me obsesiona entenderlo. Una de esas historias a las que me refiero es Mr.Robot.

Identificarse con un personaje es el principio de una larga amistad

Elliot Alderson

Mr.Robot empezó como una serie sobre un hacker justiciero; un Robin Hood moderno con habilidades sociales prácticamente nulas y alguna tara mental que sabíamos desde el principio que no tardaría en salir a la luz.

Elliot, que así se llama cuando no tiene la «máscara» puesta, por alguna razón nos cae bien a todos. ¿Por qué? No creo que nadie quisiera pararse a hablar con él si se lo encontrase por la calle. Dudo mucho que fuésemos sus amigos en la vida real. Pero nos encariñamos con él, y creo que es porque muestra más de nosotros mismos de lo que queremos admitir.

Repetir las mismas tareas cada día sin tener que pensar en ellas, ¿no es lo que hace todo el mundo, repetir las cosas? ¿Continuar con sus episodios de NCIS y sus tranquilizantes? ¿No es ahí dónde se está más cómodo, en la monotonía?

Mr.Robot

Listado de personajes secundarios

Porque sí, la serie es Elliot Alderson y el resto son personajes secundarios que giran en torno a él. Lo que los hace geniales es que tienen sus motivaciones y una historia propia que también es muy interesante. Lo mejor de todo es ver cómo sus tramas individuales se van desarrollando hasta confluir con la de Elliot y entender, así, la serie mucho mejor.

Tienes que admitir que ella es como todos los demás, están demasiado asustados para asomarse por encima de sus muros, por miedo a lo que podrían ver. Pero yo no, porque eso es lo que hago, miro.

Mr.Robot

A través de ellos pude descubrir que encontrar la analogía es lo que me hace sumergirme en lo más profundo de una historia. Y por eso cada uno de ellos se acaba ganando su sitio:

Mr.Robot

Es el detonante de toda la historia, o eso parece. Lo mejor de esta serie es que, cuando crees conocer a un personaje, descubres que no es así. Y con Mr.Robot cobra más sentido que nunca.

Darlene

No puedo decirte quién es sin hacerte un gran spoiler. Solo te diré que cuando lo descubras hacia la mitad de la primera temporada seguirás sin saber lo importante qué es hasta llegar a la última.

Trenton y Mobley

Junto con Darlene y Mr.Robot forman la organización F. Society, que tanto quebradero de cabeza le dará a la policía.

Angela Moss

Compañera de la infancia de Elliot, de trabajo, gran amiga y amor platónico. La que parecía una insulsa rubia puesta para el decorado va reclamando su protagonismo en la historia, aunque no de la mejor manera posible.

Guideon Goddard

Jefe de Elliot y Angela en Allsafe Cybersecurity, un buenazo al que cogerle cariño y que sufrirá las consecuencias de querer hacer el bien a todos los que le rodean.

Philip Price

Es el CEO de E. Corp, una gran compañía que contratará los servicios de Allsafe. Puedes pensar que es el antagonista, y luego que no lo es, y así un montón de veces. Nos pone muy complicado elegir un bando.

Tyrell Wellick

Importante empleado en E. Corp con una doble cara que reconoces nada más entra en escena. Al principio puedes pensar que su aportación a la serie se reduce a una trama sencilla, pero tendrá varias; una de ellas la comparte con su mujer, Joanna, otro personaje al que darle de comer aparte.

Terry Colby

Ex empleado de E. Corp que tiene lazos con el pasado de Elliot y Angela, pero también con su futuro.

Antara Nayar

Activista luchadora de causas imposibles que le mostrará a Angela cómo acabar con los fantasmas del pasado.

Dominique Dipierro

Como te decía, F. Society traerá de cabeza a la policía. La primera que se huele el problema es esta detective atormentada y con problemas de sueño. Considera que su vida es una mierda, pero no se dará cuenta de lo equivocada que está hasta que se cruce con Darlene.

Ernesto Santiago

Es el típico jefe de policía que pone a sus subordinados todas las trabas habidas y por haber a la hora de resolver casos.

Whiterose

Es otro de esos empresarios importantes que nos pondrá difícil descubrir a qué se dedica. Aporta a la serie la trama más oscura, y nunca mejor dicho.

Krista Gordon

Como psicóloga de Elliot intentará ayudarlo en todo lo que pueda, hasta que descubra que hay algo que se escapa a su control.

Shayla Nico

Esta vecina del protagonista es otro de sus intereses amorosos que no se quedará simplemente en algo platónico. Traerá, sin quererlo, otra trama más a esta serie tan enrevesada.

Leon

Nunca he visto a un compañero (por definirlo de alguna manera para no hacer spoilers) al que se le pueda coger tanto cariño. Por su actitud, creo que a todo el mundo (y yo me incluyo) nos gustaría ser un poquito más como él.

Fernando Vera

Es uno de los delincuentes más pirados que te puedas encontrar en una serie de televisión, y eso que hay unos cuantos. Es por ello por lo que pasa de ser el personaje más odiado a uno de los más apreciados (artísticamente hablando) en cuestión de capítulos.

El hombre de la hamburguesa

Este hombre se merece una mención especial. Es un limpiador de escenarios delicados que aparece comiendo una hamburguesa en los momentos más inoportunos. Su presencia es tan hilarante en sí misma que te das cuenta de que la serie, como la vida misma, es absurda y cómica a la vez independientemente de lo que ocurra.

El antagonista

Cuando hablas de la serie Mr.Robot no puedes definir a un personaje como antagonista sin hacer spoilers. Conocer este hecho de antemano te haría disfrutar menos de la serie. Porque lo que destaca de esta historia es la dualidad de cada personaje, a veces ni ellos mismos saben si están en el lado del bien o el del mal. Incluso, en algunas ocasiones, un personaje es el antagonista de sí mismo.

Cuando una historia es solo un personaje

El peso de esta serie recae en el actor principal, a pesar de que hay un personaje que destaca por encima de todos los que lo acompañan a lo largo de todas las temporadas (personaje que también es brillante); esta es una serie de un actor.

Muchas veces creemos que una historia necesita de muchas florituras para atrapar al lector, pero no es cierto. Crea un personaje único, con sus luces y sus sombras, y querrás saber de él hasta cuando se inclina para darle de comer a su pez.

La gente va y viene, actuando como si supieran lo que significa el odio. Nadie lo sabe hasta que te odias a ti mismo.

Mr.Robot

A pesar de esto, como te decía más arriba, los personajes secundarios tienen mucho que aportar al personaje principal, convirtiéndose también en protagonistas de sus propias mini historias.

El arte de contar tanto con tan poco

Mr.Robot realiza monólogos interminables a los que es imposible no prestar atención. Dice muchas cosas tan ciertas y tan bien hiladas que desearías que esa conversación consigo mismo no terminase nunca.

Pero también comprendes al personaje con un solo gesto, una mirada, una rutina. Tiene características que lo hacen único y que, acostumbradas a verlas, te hacen ver lo que siente sin necesidad de que te lo explique. Está bien que todo personaje tenga (como bien me dijo en su día Adella Brac) un ancla, algo que lo defina, lo identifique, y nos haga ver tantas cosas.

¿Sabes esa mierda que dice la gente de que cuando te caes tienes que levantarte? Reniego de esa mierda, tío. ¿Sabes por qué? Pues porque todo es una caída, no se puede evitar. Un estado perpetuo de comprensión en la oscuridad.

Mr.Robot

La historia en la que piensas después de su final

Esta es una de esas historias que te deja pensando y que influye en tu vida, que remueve algo por dentro. Es lo que busco en una serie, en una película, en un libro. Es lo que intento conseguir cuando escribo. Y aunque la historia es importante, algo imprescindible para lograrlo son los personajes bien construidos.

Personajes con una vida anterior, que no empieza en el primer capítulo. Deben tener vivencias, mundo interior, contarte cosas que te muestren cómo piensan y que te hagan reflexionar. Cosas como esta:

Un tío se acerca a una mujer en un bar, él flirtea con ella y se le insinúa, pero la mujer insiste en que no va a ir a su casa. El tío dice: «¿Y si te ofrezco un millón de dólares por acostarte conmigo?» La mujer en su vida había tenido un millón de dólares y considera seriamente la oferta. Pero el tío cambia de opinión y dice: «¿Y si cambio mi oferta y te ofrezco un dólar?» La mujer se horroriza: «¿Qué tipo de mujer crees que soy?» Y el tío dice: «Eso ya lo hemos averiguado, ahora solo estamos negociando».

Mr.Robot

Algo que parece que no tiene nada, pero que lo tiene todo

Historias como estas parecen simples a primera vista. ¿Un hacker que espía a la gente? ¿Y además hace de justiciero? Pues… guay, supongo. ¿No? Pues no, porque en realidad es todo lo que hay detrás y que vas descubriendo poco a poco lo que hace a esta historia maravillosa.

Ves capítulo tras capítulo sin darte cuenta, pensando que no pasa nada. Pero en la sencillez está el gusto. Porque te sorprendes cuando caes en la cuenta de algo y piensas que es ahora cuando realmente lo estás entendiendo todo. Y es genial.

Ni trabajo duro, ni ambiciones firmes, ni buenas notas. Lo único que hace falta suele ser el deseo real de hacerse con algo.

Mr.Robot

El poder de un buen final

Nunca busques un final para la historia, busca la forma en la que tu personaje debe acabar en esa historia. Eso es lo que me ha enseñado Mr.Robot sobre cómo construir personajes: tómate tu tiempo, dótalos de vida, y hazlo bien. Porque sin un buen personaje la historia no tiene sentido.

2 comentarios en “Mr.Robot y cómo construir personajes (incluye listado completo)”

    1. Reconozco que la serie al principio se hace dura, pero si le das una oportunidad, merece mucho la pena.
      Gracias por los ánimos. Biquiños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *