Todo lo que Altered Carbon me enseñó sobre escribir

Cuando una historia es novela negra, es novela negra independientemente del contexto, los personajes o los medios disponibles para realizar una investigación. Esto es una regla fundamental que me ha enseñado la serie de la que todo el mundo habla: Altered Carbon.

Altered Carbon puede parecer, en principio una serie de ciencia ficción. Nos encontramos en un mundo interplanetaria donde el cuerpo humano no es más que una funda que transporta una «pila», un dispositivo tipo memoria usb donde se almacena la consciencia humana y que se puede traspasar de un cuerpo a otro, permitiendo al ser humano vivir su vida eterna en el mundo real, o casi.

Esta premisa científica de la que parte no es más que la excusa para resolver un «asesinato». Esto ocurre porque destruyen esa pila que todo ser humano tiene en la nuca. Pero precisamente al ser ese hombre tan rico disponía de una copia de seguridad en la nube que le permite volver a la vida.

Encontrar a su asesino se convierte en uno de los objetivos principales de su existencia. Para ello rescata de una prisión a un soldado de la resistencia, un hombre que luchaba contra el régimen actual de vida eterna gobernado por la gente con poder.

Takeshi Kovacs tendrá que resolver este misterioso asesinato si quiere su libertad. Para ello tendrá que enfrentarse a todos los secretos que el muerto (aún vivo) le oculta y a una investigadora de la policía que está en contra de que los ricos manejen el mundo a su antojo sólo por el mero hecho de tener dinero y que prefiere resolver asesinatos de verdad (los de aquella gente que no puede permitirse comprar otra funda cuando su cuerpo muere, o que ni eso pueden hacer porque alguien ha destrozado su pila y no eran lo suficientemente ricos para tener una copia de seguridad).

Esta historia no es más que puro noir, pero aderezado con un elemento novedoso: el muerto está vivo y podría ayudar a resolver el caso. Además, para mí esta es la buena ciencia ficción: cuenta con un mundo bien construido que sólo sirve de excusa para desarrollar una historia más realista.

Si a eso le añadimos que la serie tiene buenas referencias a la literatura, tenemos atención, diversión, sorpresa y, sobre todo, intriga aseguradas.

¿Has visto esta serie? ¿Habías visto o leído alguna vez sobre una historia de asesinatos ambientada en un mundo de ciencia ficción? A lo mejor sí, ¿me lo cuentas en los comentarios?

14 comentarios en “Todo lo que Altered Carbon me enseñó sobre escribir”

  1. Pues no conocía la serie. Y ahora me has dejado con curiosidad. Y a tu pregunta, estoy pensando. Y ahora mismo no caigo en ninguna novela… Y serie… tampoco. Pero si recuerdo alguna, vuelvo.
    Besotes!!!

  2. Hola!! Como a ti, la serie me ha gustado muchísimo, y tal vez más por ser una historia de detectives. Se juntaron dos de mis géneros favoritos.

    Con respecto a tu pregunta, si alguna vez he leído una historia de asesinatos enmarcada -o enmascarada- en una novela de ciencia ficción… bueno, la primera que se me ocurre es Bóvedas de Acero, y las novelas siguientes de esa serie, de Isaac Asimov.

    Saludos, buen blog!

  3. Sí que la he visto y me gustó mucho la trama noir pero no tanto cuando aparece la hermana y la trama se desdobla sobre lo que ocurrió en su pasado, esa parte se me hizo pesada. Pero sí, la investigación del asesinato era estupenda, y los malos, y los sospechosos, y la policía. Pero lo mejor de todo, era el hotel Poe :-)))
    Cris, estaba leyendo tu newsletter y al principio pensaba que nos hablarías de lo que decimos en la redes por eso de "Somos lo que decimos". Yo creo que somos lo que pensamos porque al hablar muchas veces metemos la pata, y las redes sociales todavía más porque al ser todo virtual (sin comunicación no verbal o intercontextual) puede ser malinterpretado o desafortunado. Y en cuanto a la frase de Beckett, buenísima por cierto, te dejo otra parecida que me encanta:
    (Alfred a Batman): "¿Por qué nos caemos, Bruce? Para aprender a levantarnos."
    Besotes y buen finde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *