Una apuesta mortal, de Pablo Poveda

una apuesta mortal

Esta semana he empezado a leer las historias que se presentan al Premio Literario 2021 de Amazon, pero la semana pasada, en los pocos momentos libres con los que conté (gracias al lanzamiento de mi segunda novela, La madre de todas las ciencias), me dediqué a terminar la última de Pablo Poveda. Pensar en Pablo es, para mí, pensar en el Premio Amazon 2020 y en El misterio de la familia Fonseca, una novela con la que se convirtió en finalista por segunda vez. Esa fue la primera ocasión en que lo leí y, desde ese momento, supe que lo iba a seguir de cerca. Es por eso que he vuelto a sumergirme en sus historias tan solo dos meses después de haber traído al blog Una mentira letal. La segunda parte de esta nueva saga es Una apuesta mortal, de la que vengo a hablarte hoy.

La trama

En Una apuesta mortal tenemos a Javier Maldonado, expolicía reconvertido a detective privado, siguiendo la pista de otro caso que le han encomendado. Aunque al principio se muestra reticente a aceptar el encargo, su sentido del deber le puede cuando a la muerte de un pura sangre llamado Rayo Veloz le siguen otros sucesos oscuros. La curiosidad podrá más que la razón y se sumergirá en el mundo de las apuestas y la corrupción.

No siempre se gana en esta vida, pero eso tampoco significa que se pierda. Algunos días son mejores, otros peores y unos pocos, simplemente, son parte de nuestra existencia.

Una apuesta mortal, de Pablo Poveda

Los personajes

Los protagonistas

Volvemos a contar con Javier Maldonado y con Marla, su secretaria. Muy en la línea de la primera novela seguiremos conociendo más de sus vidas y sus motivaciones.

Todos debemos buscar la manera de sobrevivir dentro de nosotros mismos.

Una apuesta mortal, de Pablo Poveda

La familia investigada

Laura Serrano es una señora con dinero que traerá de cabeza a Maldonado, ya que quiere que resuelva todos sus problemas sin contarle todo lo que sabe. Conoceremos también más de su marido, Fidel Ochoa, de su principal enemigo, Esteban Romero, y de Rayo Veloz, la primera víctima de todo este entramado.

El resto de secundarios

Ledrado y Berlanga, por parte del cuerpo policial, seguirán haciendo sus apariciones estelares. Además, podemos decir que esta no es una historia que cuente con un amplio elenco, siendo Suárez (una de esas personas de los fondos más bajos de la sociedad), el que más minutos de trama secundaria acapare.

Así se sentía a veces, siendo parte de un decorado, como esa obra de galería sin comprador y en la que nadie se fija.

Una apuesta mortal, de Pablo Poveda

Lo mejor de la historia

  • Una trama bien hilada, donde nada es lo que parece, pero donde todo está justificado.
  • Personajes entrañables a los que cogimos cariño en la primera entrega y de los que estábamos deseando saber más.
  • La manera de escribir del autor, que logra que la novela se termine sin que apenas te des cuenta.

Marla volteó el rostro y le clavó las pupilas cargadas de odio y desprecio. El impacto de algunas balas dolía menos que una mirada como esa.

Una apuesta mortal, de Pablo Poveda

Por ponerle un «pero»

  • El principal hándicap de esta historia es que Maldonado evoluciona poco con respecto a la primera entrega. ¡Queremos saber más de él!
  • La estructura de esta novela es muy parecida a la anterior, con un Berlanga protector que parece que es el que provoca el inicio de los problemas. Como lectora, necesito ver a Maldonado evolucionar y volar solo.

En resumen, esta es una historia que recomiendo, que es de fácil lectura, ágil, con unos personajes que enamoran y con una trama que nos hace reflexionar. Sin duda leeré la siguiente entrega, porque estoy deseando ver la evolución definitiva del protagonista. Y, para terminar, recordarte que Una apuesta mortal está disponible en Amazon por tan solo 3,99€ (o gratis si dispones de Kindle Unlimited). ¿Te animas a darle una oportunidad?


Lo último en el blog

2 comentarios en “Una apuesta mortal, de Pablo Poveda”

    1. Cristina Grela

      No todas las lecturas tienen que ser para ya. Tú sigue incorporando cosas a la lista de pendientes, cuando tengas una crisis lecotra, siempre la podrás superar gracias a ella 🙂 Biquiños!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *