Una historia perfecta

diana

Una de mis aficiones preferidas es salir a cenar de vez en cuando. Tengo una lista con restaurantes donde voy apuntando comentarios sobre los requisitos indispensables para ser considerado de diez: la comida (evidentemente), la amabilidad del personal, la localización, el precio… Puede tenerlo todo, pero si no tiene un baño bonito y limpio, para mí nunca será perfecto. Entonces, ¿cuál es el baño de un libro? ¿Qué tiene que tener una historia perfecta?

Un libro puede contar una gran historia de una forma única, que para mí nunca será perfecto si le falta esto: al menos una frase que destacar.

Si te fijas, en cada reseña que escribo siempre resalto alguna parte, me maravilla la capacidad de los escritores para encontrar la palabra justa y exacta que exprese eso que te cala hondo. Es por eso que aprecio el poder de una frase poderosa.

Hoy no te traigo las mejores frases de mis lecturas ni una historia perfecta, sino aquellas frases que hablan sobre la literatura de una forma única y que también me han dado que pensar. Espero que las disfrutes tanto como yo:

– Un libro no acabará con la guerra ni podrá alimentar a cien personas, pero puede alimentar a las mentes y, a veces, cambiarlas (Paul Auster).

– Hay cosas peores que quemar libros, una de ellas es no leerlos (Ray Bradbury).

– Creo que parte de mi amor a la vida se lo debo a mi amor a los libros (Adolfo Bioy Casares).

– Un libro debe ser el hacha que rompa el mar helado que hay dentro de nosotros (Frank Kafka).

– Leer buenos libros es como conversar con las mejores mentes del pasado (René Descartes).

– Leo y soy liberado. Adquiero objetividad (Fernando Pessoa).

– La gente que escribe libros rara vez es intelectual. Los intelectuales son gente que habla sobre los libros que han escrito otros (Françoise Sagan).

– Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía (José Vasconcelos).

– Los libros son los amigos más silenciosos y constantes; los consejeros más accesibles y sabios y los maestros más pacientes (Charles W. Eliot).

– Un buen libro es el mejor de los amigos, lo mismo hoy que siempre (Rubén Darío).

– Allí donde se queman los libros se acaba por quemar a los hombres (Henrich Heine).

– Un hogar sin libros es como un cuerpo sin alma (Marco Tulio Cicerón).

– Leer un libro es un diálogo constante, el libro habla y el alma responde (André Maurois).

– Quien lee muchos libros y no piensa nada sobre ellos es como una estantería (Anónimo).

– El hallazgo afortunado de un buen libro puede cambiar el destino de un alma (Marcel Prevost).

– Leer es como besar: a quien no lo hace frecuentemente se le empieza a notar en la lengua (Anónimo).

– Quien no lee un buen libro, no tiene ventaja sobre aquel que no lo puede leer (Mark Twain).

– Ver a alguien leyendo un libro que te gusta es ver a un libro recomendándote a una persona (Anónimo).

– A mis libros, más que como reflejo o representación, los pienso como instrumentos o herramientas, para operar sobre la realidad, precisamente (César Aira).

– Un lector vive mil vidas antes de morir, el que no lee, solo vive una (Jojen Reed).

– El placer de leer es doble cuando se vive con otra persona con la que compartir los libros (Katherine Mansfield).

– La lectura debe ser una de las formas de la felicidad y no se puede obligar a nadie a ser feliz (Jorge Luis Borges).

¿Cuál es la frase que te hizo sentir que lo que estabas leyendo era una historia perfecta? Soy coleccionista de frases, así que me encantará que me lo cuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *